(in)visibles

Category: la vida (page 1 of 2)

The only people for me

 

Jack Kerouac Making a  Face

“The only people for me are the mad ones,
the ones who are mad to live,
mad to talk,
mad to be saved,
desirous of everything at the same time,
the ones who never yawn or say a commonplace thing,
but burn,
burn,
burn,
like fabulous yellow roman candles exploding like spiders across the stars
and in the middle you see the blue centerlight pop
and everybody goes “Awww!”

~Jack Kerouac

 

The Passionate Programmer

Fulfillment and happiness don’t (often) come by chance. They require thought, intention, action, and a willingness to change course when you’ve made mistakes…

 

It might be a technology or business domain that gets you excited. Or, on the other hand, it might be a specific technology or business domain that drags you down. Or a type of organization. Maybe you’re meant for small teams or big teams. Or rigid processes. Or agile processes. Whatever the mix, take some time to find yours. You can fake it for a while, but a lack of passion will catch up with you and your work.

 

Del Passionate Programmer, uno lo de los libros indispensables si te gusta tu profesión.

Me mudo.

Si todo sale bien, dentro de dos semanas estaremos en Sant Adrià de Besòs, como campamento temporal hasta que finalmente nos mudemos a Badalona (que esta muy cerquita):

Estoy un poco nervioso y nostalgico (voy a echar mucho de menos Lavapies), pero muy ilusionado. Me encanta Barcelona, y después de haber vivido mucho tiempo en Madrid me fascina la idea de vivir al lado del mar.

why work doesn´t happen at work

Jason Fried, co-fundador de 37Signals explica por que la oficina no es un buen lugar para trabajar.

Complex and inteligent behavior

Simple, clear purpose and principles give rise to complex and intelligent behavior. Complex rules and regulations give rise to simple and stupid behavior

Dee Hock, founder of Visa.

Benoit Mandelbrot, RIP

Ha muerto Mandelbrot, el padre de la geometría fractal. Aunque ningún medio ha dado la noticia, ha circulado a través del twitter
de un colega suyo
.

We build castles in the air, from air…

Una de las citas que mas me gustan para explicar como funciona el desarrollo de software de Frederick Brooks:

“The programmer, like the poet, works only slightly removed from pure thought-stuff.

“He builds castles in the air, from air, creating by exertion of the imagination. Few media of creation are so flexible, so easy to polish and rework, so readily capable of realizing grand conceptual structures.

“Yet the program construct, unlike the poet’s words, is real in the sense that it moves and works, producing visible outputs separate from the construct itself. It prints results, draws pictures, produces sounds, moves arms.

“The magic of myth and legend has come true in our time. One types the correct incantation on a keyboard, and a display screen comes to life, showing things that never were nor could be. …

“The computer resembles the magic of legend in this respect, too. If one character, one pause, of the incantation is not strictly in proper form, the magic doesn’t work. Human beings are not accustomed to being perfect, an few areas of human activity demand it.

“Adjusting to the requirement for perfection is, I think, the most difficult part of learning to program.”

From The Mythical Man-Month: Essays on Software Engineering, Anniversary Edition

La idea.

La idea, por su naturaleza misma, necesita ser comunicada: escrita,
explicada, realizada. Como la hierba, la idea busca la luz, ama las
multitudes, las cruzas la enriqueces, crece más vigorosa cuando se la pisa.

Ursula K. LeGuin, “Los desposeídos”

dreaming in code

Dreaming in code

Dreaming in code es la historia de un proyecto de software, con gente muy brillante, ideas muy buenas e innovadoras, pero que fracasa estrepitosamente. Como dice el subtitulo del libro:

Two Dozen programmers, three years, 4,732 bugs, and one quest for trascendant software.

Lo mejor del libro es como explica la dificultad de desarrollar software. El autor, Scott Rosenberg es un periodista con experiencia como programador, cuenta de una manera muy divulgativa y muy clara por que que cuesta tanto hacer software que funcione bien, entregarlo a tiempo, y que sea fácil de usar. En este caso cuenta la historia del desarrollo de Chandler, una agenda para gestionar calendarios, tareas y notas de una forma muy eficaz. Te hace pensar que para gestionar tareas no tenemos ninguna herramienta que sea efectiva y productiva.

La fuente de ideas y de dinero para el proyecto,  Mitchell Kapor,  es uno de los creadores de lotus 1.2.3 tenia mucho dinero (que habia ganado con Lotus) y decidió crear chandler retomando muchas de las ideas originales de Agenda, un programa para msdos que no llego a triunfar por su curva de aprendizaje.

El desarrollo de chandler empieza en el 2001,  pero pronto empiezan a tener problemas, el proyecto se vuelve demasiado ambicioso, y los miembros del equipo pasan mucho tiempo desarrollando partes de forma aislada y no pueden enseñar o ver nada. Por ejemplo, como en aquella epoca estaba muy de moda el p2p, decidieron crear un nuevo sistema de ficheros que fuese descentralizado. Y el proyecto se empieza a convertir en un sumidero de horas de trabajo y dinero.

Finalmente, aunque tardaron varios años mas de lo previsto en tener algo que se pudiera enseñar y Kapor abandonó el proyecto, lograron sacar Chandler, aunque con bastantes modificaciones respecto a la idea original. Ya no seria una aplicación p2p, si no que tendria un servidor (en java) y un cliente (python). Chandler ahora mismo tiene muy buena pinta, y es bastante usable aunque algo pesado, pero tiene muchas ideas que podrian influir mucho en cualquier gestor de tareas / agenda nuevo.

Muy recomendable, y no solo para gente técnica.

Y no, no es fácil.

Visto hace tiempo en xkcd (A webcomic of romance,
sarcasm, math, and language)

Olderposts

Copyright © 2017 (in)visibles

Theme by Anders NorenUp ↑