Si todo sale bien, dentro de dos semanas estaremos en Sant Adrià de Besòs, como campamento temporal hasta que finalmente nos mudemos a Badalona (que esta muy cerquita):

Estoy un poco nervioso y nostalgico (voy a echar mucho de menos Lavapies), pero muy ilusionado. Me encanta Barcelona, y después de haber vivido mucho tiempo en Madrid me fascina la idea de vivir al lado del mar.